Una siesta para la pintura/ Atril versatil

A partir de “Una siesta para la pintura” se desarrolló un atril para colaborar con la ONG Vergel, que se adapta a cuatro posiciones físicas no convencionales. Funciona tanto como metáfora del proceso creativo, como una solución física concreta para quienes se encuentran en situaciones de movilidad reducida.

Hecho en colaboración con diseñadores industriales y contando con el apoyo del Fondo Metropolitano de la Cultura, las Artes y las Ciencias.

Pruebas de atriles para invertir la posición erguida y cambiar la sensación de gravedad del cuerpo mientras se pinta desde la horizontal.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now